Consejos para Ahorrar Combustible

En la actualidad el combustible se ha convertido en uno de los mayores gastos que afectan a familias y empresas. Por ello, desde ViviCar queremos brindarte una serie de consejos que te permitan reducir dicho consumo consiguiendo un ahorro en tu bolsillo.

Consejos-para-ahorrar-combustible Consejos para Ahorrar Combustible

Planificar detenidamente la ruta

Planificar la ruta de nuestro vieje de forma eficiente no solo permite ahorrar tiempo, también nos ayuda a ahorrar dinero en combustible. Si dispones de un negocio de distribución, sin duda conocerás lo importante que resulta optimizar las rutas y agrupar las paradas de entrega en la misma zona. Mediante la planificación de las rutas ayudamos a evitar la congestión de vías y situaciones de continuos “para-arranca”, situaciones que suponen un verdadero agujero en tu depósito de combustible.

Desde ViviCar te recomendamos algunas herramientas de gran ayuda en la conducción, como Waze o el navegador de Google Maps. Estas aplicaciones nos permiten planificar nuestros viajes, y nos mostrará los niveles de congestión de tráfico en tiempo real. Este tipo de aplicaciones te permitirán mejorar la eficiencia y reducir considerablemente el consumo de combustible, lo que actualmente se traduce en un gran ahorro de dinero.

Atención a las marchas

Conducir durante un trayecto con una marcha equivocada, sobre todo si es una marcha inferior, provoca un desperdicio enorme de combustible.

Actualmente la mayoría de los vehículos de nueva producción están diseñados para indicar la marcha más apropiada en cada momento de la conducción. Por ello, la mayor parte de fabricantes recomiendan subir la marcha tan pronto como el coche responda, consiguiendo una mayor vida útil del motor y una disminución considerable en el consumo de combustible.

Evitar la resistencia al aire

La resistencia al aire o “fricción”, aumenta el consumo de combustible. Por ello, cuanto más aerodinámico sea tu vehículo, éste se desplazará con mayor facilidad y el consumo de combustible será menor. Este aspecto no es relevante cuando conducimos por zonas urbanas ya que la velocidad es baja, pero en vías abiertas, como autovías y autopistas, es de vital importancia reducir esta resistencia en la medida de lo posible.

Para conseguirlo simplemente debemos llevar a cabo pequeños gestos como son cerrar las ventanas o techos solares, así como quitar cualquier complemento que llevemos instalado en el techo, como la baca. Y en caso de necesitar llevarlos, asegúrese en el momento de la compra que sea el modelo más aerodinámico, para minimizar la resistencia al viento.

Levantar el pie del acelerador

Una conducción a altas revoluciones con frenazos bruscos conlleva un elevado consumo de combustible, por ello, incorporar hábitos de conducción segura es de vital importancia. Si observa a lo lejos que el tráfico se detiene, levante el pie del acelerador y vaya reduciendo marchas a medida que el vehículo pierde velocidad. Y una vez que el tráfico vuelva a ser fluido, vuelva a su velocidad de crucero. De esta forma evitará continuos frenazos y acelerones, consiguiendo un ahorro significativo en sus rutas.

Respetar los límites de velocidad

Llegar antes a tu destino puede ahorrarte tiempo, pero sin duda lo que no podrás ahorrar será dinero. Cuando sobrepasas los límites de velocidad en carretera, el consumo de combustible puede llegar a aumentar hasta en un 20%. La velocidad recomendada para un consumo óptimo es 80-95 km/h, por lo que cada vez que superas esta velocidad tu vehículo será menos eficiente y, por ende, desperdiciarás combustible.

El hábito de mantener una velocidad de 100 km/h en lugar de 120 km/h no solo te permitirá ahorrar en combustible, sino que además te brindará mucha más seguridad. Mantener esta velocidad hará que tengas más tiempo para reaccionar ante los movimientos del tráfico, de otros vehículos, de las condiciones de la vía e incluso a tus propias acciones. Por ello, respetar los límites de velocidad es de vital importancia no solo para ahorrar combustible sino por tu seguridad y la de los demás.

Comprobar los neumáticos con regularidad

Es muy habitual que los neumáticos pierdan un poco de aire, por ello es clave revisarlos con regularidad. Si tus neumáticos tienen menos aire del que deberían de tener, aumentará la resistencia al rodamiento y la fricción con la carretera, lo que se traduce en que el vehículo consumirá más combustible para moverse.

Conducir con la presión adecuada en tus neumáticos no solo te permitirá disminuir el consumo, sino que al mismo tiempo prolongarás la vida de los neumáticos. Consulta el manual de tu vehículo para conocer la presión que recomienda el fabricante.

Reducir los tiempos de ralentí

En función del tamaño del motor del vehículo, mantener el coche en ralentí 5-10 minutos al día puede llegar a desperdiciar al año 150 litros de combustible. De hecho, mantener el coche a ralentí consume mucho más combustible que volver a arranchar tu vehículo. Desde ViviCar te recomendamos que apagues el vehículo si tienes que esperar más de 1 minuto, de esta forma conseguirás ahorrar combustible y al mismo tiempo disminuir la contaminación.

Analizar tu comportamiento al volante

Hoy en día la mayoría de los conductores hemos desarrollado ciertos malos hábitos con el tiempo, como pueden ser frenazos bruscos, exceso de velocidad, acelerones o mantener el vehículo demasiado tiempo en ralentí. Todo esto hace que el consumo del vehículo se dispare. ¿Cómo podemos detectar estos malos hábitos? una solución consiste en llevar a cabo la instalación de un sistema telemático en tu vehículo. La telemática es un sistema de vigilancia que recoge todo tipo de información cómo puede ser exceso de velocidad, acelerones, optimización de rutas, es decir, nos brinda un informe detallado sobre nuestro comportamiento al volante, y cómo influye en el consumo y la eficiencia de combustible. De esta forma conseguirás detectar fallos en tu conducción, lo cual te permitirá adoptar medidas de mejora.

Elegir las tarjetas de combustible como opción de pago

Si el combustible supone un gasto para ti o tu negocio, las tarjetas de combustible serán la solución, no solo para realizar el pago de una forma más cómoda, sino que también te ayudarán a controlar, reducir y vigilar el gasto. Elige siempre una tarjeta de combustible que incluya software de gestión, de esta forma podrás tener gran detalle de las transacciones de combustible realizadas. Además, este tipo de tarjetas normalmente ofrecen precios del combustible más competitivos, descuentos y regalos de todo tipo.

Desde ViviCar esperamos que todos estos consejos te permitan reducir el consumo de combustible y al mismo tiempo llevar una conducción más segura que te beneficie a ti y a los demás.

Viviana Benítez

Post relacionados:

Categorias

Buscar

Novedades del Blog

¿Quieres disfrutar de una experiencia inolvidable? Déjanos ayudarte

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola!👋
¿En qué podemos ayudarte?